Skip to Content

Conflictos con los medios y pluralidad de la información

  • warning: Parameter 2 to genericplayers_swftools_flashvars() expected to be a reference, value given in /data_cpro6462/ranp/public_html/includes/module.inc on line 476.
  • strict warning: Non-static method view::load() should not be called statically in /data_cpro6462/ranp/public_html/sites/all/modules/views/views.module on line 906.
  • strict warning: Declaration of views_handler_argument::init() should be compatible with views_handler::init(&$view, $options) in /data_cpro6462/ranp/public_html/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_argument.inc on line 744.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_row::options_validate() should be compatible with views_plugin::options_validate(&$form, &$form_state) in /data_cpro6462/ranp/public_html/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_row.inc on line 134.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_row::options_submit() should be compatible with views_plugin::options_submit(&$form, &$form_state) in /data_cpro6462/ranp/public_html/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_row.inc on line 134.

A lo largo de más de una década de gobierno, todos los sectores comunicacionales tuvieron un gran crecimiento.

Está faltando algum conteúdo do Flash que deveria aparecer aqui. Talvez seu navegador não possa exibi-lo. Instale a última versão do Flash em seu computador, ou atualize sua versão.

(8’50”/ 2.02 Mb) - La historia es semejante: grandes grupos comunicacionales que comandan periódicos, canales de televisión y radio, ejercen un dominio sobre toda la información que circula en el país. Ése es el escenario de Brasil, Colombia, Perú y, hasta poco tiempo atrás, era también el escenario de Venezuela. El país ha dejado a sus medios más plurales después de algunos años.

Hasta 1998, año de la elección que tornó a Chávez presidente, existían en Venezuela 331 concesiones privadas de radio y televisión, 11 canales de radiodifusión públicos y ninguno comunitario. A lo largo de más de una década de gobierno, todos los sectores comunicacionales tuvieron un gran crecimiento. A fines de 2011, el país poseía 473 emisoras de televisión y radios privadas, 83 medios públicos y 244 canales comunitarios. Los datos pertenecen a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

La democratización de los medios y la pluralidad de la información fueron propuestas asumidas por Chávez de acuerdo, con el profesor de Estudios Culturales y Medios de la Universidad Federal Fluminense, en Río de Janeiro, Dênis de Moraes.

“Con el proceso de profundas transformaciones que ocurren en Venezuela, el Estado volvió a tener un papel de protagonista. El gobierno de Chávez ha desarrollado una serie de acciones y cambios de reglamentación con la intención de democratizar el sistema de comunicaciones. A pesar de ser éste un objetivo muy ambicioso, se puede ver que hubo un aumento significativo de la diversidad informativa y cultural.”

Medios y Golpe

En abril de 2002 tuvo lugar un momento de ruptura con el proyecto de comunicación de la Red Caracas de Televisión (RCTV) que formó parte del intento de golpe de Estado. En ese momento, una relación que era estable, entre el gobierno y los medios, pasó a evidenciar aspectos de conflicto, como informa el historiador Gilberto Maringoni, que estuvo en el país y acompañó los momentos después del golpe. 

“Los medios de comunicación no sólo conmemoraron el golpe, sino que después del derrocamiento de Chávez y de su regreso, los medios permanecieron con la campaña para deteriorar su imagen, descalificándole en todos los programas televisivos. Yo percibí en aquella situación un clima extremamente hostil y beligerante.”

La distancia entre la realidad vivida por la población y el contenido que los medios exhibían fue lo que más sorprendió a Maringoni.

“La vida de las personas empezó gradualmente a mejorar al paso que los medios acentuaban sus ataques. La persona percibe que su vida está cambiando y también comprende que hay algún problema con quienes atacan tanto al presidente. Ése fue el desplazamiento más evidente del golpe.  Tres días después de la caída de Chávez la población fue a la calle, aunque los medios de comunicación  continuaban haciendo una campaña contra el gobierno.”

Concesiones Públicas

Otro momento de ruptura se pasó cuando el gobierno no renovó la concesión de la RCTV, en mayo de 2007. El acto fue motivo de alarde y caracterizado como antidemocrático por los grandes grupos de comunicación de todo el mundo. Sin embargo, para Dênis de Moraes, la decisión fue tomada de acuerdo con la ley.

“El gobierno de Chávez cumplió la legislación referente a la liberación de la radio y de la televisión, pudiendo renovarla o no. Al fin de los contratos, las concesiones no fueron firmadas nuevamente. El gobierno optó democráticamente, respetando los acuerdos e informó con seis meses de anticipación que la concesión de la RCTV no sería renovada.”

El espacio radioeléctrico es un bien público y su uso para transmisiones depende de una concesión del Estado, como explica el profesor.

“Las concesionarias de radio y televisión no son las propietarias de las licencias y las autorizaciones son solamente temporarias. Y el permiso para vehicular canales puede o no continuar. Eso depende del poder público, ya que las licencias pertenecen a la sociedad y no a los grupos mercantiles de comercialización.”

En 2007, la Conatel registraba más de 600 acusaciones contra la RCTV debido a violaciones de derechos y exhibición de contenidos inapropiados. La RCTV dejó de transmitir en señal abierta y pasó a la transmisión por cable. En su lugar fue vehiculada una nueva emisora pública: la Televisora Venezolana Social (Tevs). Otros canales públicos son la Venezolana de Televisión (VTV), la Vive TV, el canal de la Asamblea Nacional y la red multiestatal Telesur.

Cambios en las leyes

La Ley de Responsabilidad Social en la Radio y en la Televisión (Ley Resorte), creada en 2006 y revisada en 2010, señala los cambios en la reglamentación de la comunicación del país. La Ley busca velar por los contenidos mediáticos de las emisoras de radio y televisión, por los proveedores de los medios electrónicos, anunciantes, productores independientes y usuarios.

En este caso hubo polémica con relación al tema de la libertad de expresión. En la opinión del profesor Dênis de Moares, la Ley Resorte excede en la aplicación de multas y puniciones, aunque sea respetado el derecho de defensa constitucional. Él dice que a pesar de todo, la ley es positiva.

“La ley, en mi opinión, posee una actuación positiva en innúmeros aspectos, como por ejemplo, cohibir la pornografía infantil, cohibir la violencia que es estimulada, combatir la descriminalización y los prejuicios sociales y comunitarios e impedir que las empresas de radio y televisión tengan la libertad de direccionar la opinión pública con algunos juicios de valor totalmente mercantilizados.”

Otra reciente ley es la de Comunicación Popular, elaborada a fines del último año, que prevé la creación de derechos iguales e incentivos a los medios populares y alternativos.

Conquista del imaginario

A pesar de esas iniciativas de tornar más plural la información, sus reflejos en los asuntos, en el gusto y pensamiento del pueblo venezolano es pequeño todavía, debido al poder histórico de la influencia de los grandes medios, estima Dênis de Moraes. Él explica que los grandes medios internacionales también refuerzan una imagen negativa del gobierno de Chávez.

El profesor recuerda que muchos de esos vehículos de información son asociados a la Sociedad Interamericana de Prensa y al grupo Diarios de las Américas, así como los periódicos brasileños O Globo y O Estado de São Paulo.

“La misma materia, los mismos intereses recorren los periódicos como si formaran parte de una corriente eléctrica que liga los principales vehículos de comunicación impresa, audiovisual y electrónica en América Latina, difundiendo un gran volumen de informaciones, de artículos de opinión, de noticias, titulares y demás maneras de comunicación que poseen una tendencia contraria a cualquier gobierno progresista.”

En Venezuela, durante estos años, los grandes medios de comunicación siguen retratando a Hugo Chávez de manera peyorativa para deslegitimar a su gobierno, como recuerda Maringoni.

“Ellos tuvieron que tragarse a Chávez como una realidad venezolana. Ahora, la campaña de desgaste continúa. Yo no creo que Chávez sea perfecto, él a veces presenta un nacionalismo autoritario, pero en ningún momento desacató ningún principio constitucional.”

Por Vivian Fernandes,

Junio de 2012.